sábado, 11 de agosto de 2007

Errores y falsedades contenidos en el vídeo de la BBC (y II)

Luciano Giustini

(original en italiano; traducción mía)

En la traducción de Bispensiero (Google video)

Locutor: Aiden quedó tan asustado que ha callado durante 40 años. El sacerdote que abusó de él no ha sido castigado nunca. Para comprender a fondo el Crimen Sollicitationis, Colm se encontró con el padre Tom Doyle, un experto en derecho canónico, en un tiempo estimado en el Vaticano, pero hoy no más a causa de su interés en los abusos del clero.

Falso. No ha sido castigado nunca porque se suicidó antes de llegar al juicio (come se deduce a continuación del vídeo, por otra parte). Padre Doyle no era en absoluto conocido ni tenía ningún papel ni siquiera marginal en el Vaticano, sino que era un capellán del Ordinariato militar de los Estados Unidos.

DOYLE - El Crimen Sollicitationis prescribe una política de secreto absoluto sobre todos los abusos. Lo que leemos aquí es una clara política de encubrimiento de los casos de abuso cometidos por los sacerdotes. Y el castigo para aquellos que quisieran reclamar la atención sobre estos crímenes cometidos por el clero. Lo que prueba que la jerarquía eclesiástica está interesada únicamente en el control de la situación. Hay la clara evidencia de que la preocupación es sólo controlar y contener el problema. En ninguna parte está escrito que hay que ayudar a las víctimas. La sola cosa que impone, por el contrario, es aterrorizar a las víctimas con la amenaza de castigarlas si cuentan lo acontecido. El objetivo es proteger la reputación de los sacerdotes, hasta que la Iglesia no termine las indagaciones. En la práctica tapa a los sacerdotes pedófilos.


Falso. En la Crimen sollicitationis non se evidencia nada de todo esto, como se dijo antes (entrada precedente): se pide el secreto a quienes participan en el proceso canónico. Stop. No hay ninguna prohibición de decir las cosas, no hay ninguna "clara evidencia" de que la Iglesia haya tenido comportamiento para imponer la ley del silencio, y en fin: ¿cómo "aterrorizaría a las víctimas", castigándolas con qué? Si aquí estuviese escrito alguna cosa lejanamente similar a esto está bien, lástima que por el contrario hay escrito lo contrario: quien llega a conocer cualquier cosa debe hablar de esto con las autoridades eclesiásticas, e inmediatamente, so pena de excomunión.

En fin, Doyle mismo ha declarado que algunas partes donde corregía errores de interpretación de O'Gorman sobre la Crimen Sollicitationis han sido cortadas.

Locutor: Ratzinger lo impuso durante 20 años, el último Papa elegido el último año. En 2001 Ratzinger promulgó la continuación del Crimen Sollicitationis. El espíritu era el mismo. Repetía con énfasis el secreto, bajo pena de excomunión. Envió una copia del mismo a cada obispo del mundo. Recientemente ha añadido que todas las acusaciones deben ser examinadas exclusivamente por el Vaticano. En otras palabras sólo Roma puede pronunciarse oficialmente sobre abusos sexuales a los menores.

Falso. 1) La Crimen sollicitationis estaba superada en 1983 a causa de la reforma del Código de Derecho Canónico y 2) el documento no afectaba a la acción de la congregación sino que estaba dirigida a los obispos. Ratzinger no ha promulgado "la continuación", sino una carta operativa (De Delictis Gravioribus) que acompañaba a la nueva legislación sobre los abusos sexuales promulgada por Juan Pablo II en 2001. El espíritu era el mismo, verdad, pero justamente en significado diametralmente opuesto a aquel que dice el periodista, en cuanto dice exactamente como decía la Crimen sollicitationis la excomunión sobreviene en el único caso en que no se denuncia al propio superior cuanto se sabe. En fin no es que Papa Ratzinger ha "recientemente añadido que todas las acusaciones deben ser examinadas por el Vaticano" sino que esto estaba escrito en el motu proprio de Juan Pablo II.

(...) COLM: el nuevo documento fue una oportunidad fallida de modernizar la posición de la Iglesia, justamente mientras estaban explotando los escándalos más graves en los EE.UU.

¡Lástima que cuando salió el documento todos los comentarios de los periodistas fueron "Finalmente la iglesia usa el puño de hierro contra los pedófilos"!

Locutor: Colm fue entonces a Roma para entender si se trataba de casos aislados escapados al control del Vaticano o una ocultación sistemática por parte de la jerarquía eclesiástica.


COLM - Mientras que en 2002 los escándalos explotaban en Irlanda, centenares de casos estaban surgiendo en los EE.UU. Un informe de los USA denuncia a 4.500 sacerdotes acusados de violencia o abusos sexuales a menores.

El informe es el del John Jay College, pagado (generosamente) por la Iglesia misma pero independiente, que invita atentamente a distinguir entre "acusados" y "condenados" y entre "relaciones con menores" y "pedofilia". El 78,2% de los casos no son de pedofilia: cfr. Introvigne.

Locutor: El centro de los escándalos era Boston, y la historia se repitió todavía una vez: los sacerdotes acusados eran solícitamente trasladados de una parroquia a otra. Nuevamente se producía una ocultación sistemática. Al obispo pronto apartado sucedió entonces el padre Patrick Wall, un ex benedectino al cual el Vaticano ordenó que impusiera el Crimen Sollicitationis en la diócesis de Minnesota.

Falso. Si los obispos los trasladaban violaban la Crimen solliciationis, además no podían imponer aquel documento porque no era válido ya, y si acaso debían imponer el otro, que no decía que había que hacer callar todo.


La expresión "imponer el Crimen Sollicitationis" es absurda, pero no sólo y no tanto porque el documento non estaba ya en vigor, sino porque no halaba en absoluto de casos frente a Tribunales del Estado y dedicaba a los casos de abusos con menores una línea (cfr. Introvigne). Además "imponer el Crimen Sollicitationis" habría significado imponer las normas, aplicadas análogamente a los casos de abusos de menores, que imponen la denuncia de los abusos en el plazo de una semana so pena de excomunión. En fin la frase denuncia ignorancia abismal del drecho canónico: hasta que una una fuente de derecho está en vigor, está en vigor para toda la Iglesia de rito latino y no es necesario "imponerla" a una diócesis o a una parroquia.
WALL: Yo era parte del sistema, pero me daba cuenta que era manipulado engañosamente. Fue la “noche del espíritu”. Todo aquello en lo cual había creído durante 10 años… Decidí no trabajar más para una institución que se esforzaba en parecer santa, pero que pensaba sólo en protegerse a sí misma.

Locutor: Cuando un sacerdote fue acusado de abusos, fue simplemente transferido y el padre Patrick tomó su puesto.


WALL: La mayor parte de los casos no fue descubierta nunca. La Iglesia fue capaz justamente de esto. Lo que realmente quiere la iglesia en los casos de abuso y violencia sobre los niños, es que ninguno lo descubra, que todo esté en silencio, que todo sea sofocado. Si es preciso pagar, o encontrar un arreglo, se hace. Tenían un presupuesto de 7 millones de dólares en 1996, destinado a estos casos. Pero sobretodo, debíamos respetar la orden que imponía el secreto y debíamos atenernos a esta orden, para sofocar los escándalos. Se podía hacer los posible por las víctimas, pero lo esencial era mantener la estabilidad, la paz y la calma. Por tanto aquello que se debía hacer realmente era esconder el escándalo.

(...) (diálogos de O'Grady tomados del film) Locutor: O'Grady fue encerrado en la cárcel durante siete años. Ahora vive en Irlanda. Sus vícitmas acusan a su superior, el cardenal de Los Angeles, Roger Mahoney, de haber transferido a O'Grady de una parroquia a otra para evitar el escándalo.

Falso. La Iglesia no tenía "un presupuesto de 7 millones de dólares" sino que fue condenada a pagar globalmente 7 millones de dólares con una aplicación punitiva del principio de la responsabilidad objetiva (aunque en parte este dinero fue pagano por las aseguradoras). Si el padre Patrick ocultaba los casos violaba precisamente precisamente hasta que estaba en vigor la instrucción "Crimen sollicitationis" que impone la denuncia al tribunal ecclesiástico so pena de excomunión. Y al menos desde 1984 la praxis en los EE.UU. es denunciar también a los tribunales del Estado los casos de abusos de los cuales existan indicios serios y concordantes. Dos obispos en Florida que no han seguido esta praxis han sido removidos. El obispo Mahony no ha sido removido, es más ha sido promovido a cardenal, pero en realidad no ha seguido con lo mismo (cfr. Introvigne).


(...) Locutor: En 2002 la Iglesia católica americana reaccionó al escándalo que aumentaba, instituyendo una asociación independiente, llamada Comité Nacional para el Nuevo examen. Éste, como primera cosa, analizó la realidad del problema. (...) LOCUTOR: En la carta de dimisión Keating decía: “los sacerdotes no obedecen a las órdenes de comparecencia, hacen desaarecer los nombres d elos estupradores. Esta es una organización criminal, no mi Iglesia”. EL Comité de todas formas fue adelante y produjo una Carta para la protección de los niños. En todo el Occidente las acusaciones contra los sacerdotes provocaron respuestas de este tipo. En Inglaterra la Iglesia católica ha introducido un sistema de protección de los niños. Pero estas directivas son fragmentarias y el Vaticano non tiene un solo documento hecho para proteger a los niños de los abusos sexuales por parte de los sacerdotes.


COLM: En América, a pesar del empuje a la trasparencia, cuando la atención de los Medios bajó, la Iglesia continuó analizando las acusaciones en secreto, marginando a las víctimas. (...) PADRE TOM DOYLE: No existe ningún acuerdo para ayudar a las víctimas y tampoco aquellos que buscan ayudarlas, existe sin embargo un acuerdo tácito para mentir sobre la existencia del problema. En cuanto a los sacerdotes incriminados, no son sometidos a investigación ni perseguidos, sino simplemente removidos en secreto y sin revelar los motivos del procedimiento. Hay una total falta de consideración por las víctimas y por los menores destinados a ser sus nuevas víctimas en la nueva parroquia. Pero esto no sucede sólo en los EE.UU. En todos los países del mundo ocurre del mismo modo.

Falso. Si anteriormente había una asociación creada a propósito por las víctimas... En el caso O'Grady el obispo Mahony ha negado siempre, bajo juramento, haber tenido conocimiento del episodio de 1976 cuando ha debido afrontar el de 1984. ¿A quién creer? ¿A un cardenal o a un detenido que sabe que, si desarrollará bien su trabajito contra la Iglesia ante las cámaras, le será conmutada la mitad de la pena y será libre de moverse y quizá (come se ve justamente en "Deliver us from evil" de Amy Berg) de ir a apostarse junto a los asilos? Esto vale también para todas estas frases sobre las víctimas. Si O'Grady es hoy un hombre libre es por este acuerdo con abogados y jueces y para alinearse contra la Iglesia. En 2006 hablando a los obispos irlandeses Benedicto XVI ha dicho que la primera prioridad -se entinede en los casos de abusos reales- es justamente favorecer a las víctimas.

Es absurdo que el Vaticano deba "proteger" a los niños, en absoluto los niños son protegidos con docuementos. La reacción de la autoridad central ha sido sin duda, contra los errores que han sido cometidos a nivel local. Pero de este hecho no hay rastro en el vídeo, mientras que continúa defendiéndose la tesis de que toda la Iglesia junta comete estos presuntos errores, voluntariamente.

LOCUTOR: El Vaticano no ha respondido a las repetidas peticiones de una entrevista sobre los casos expuestos aquí. El padre Henn ha perdido su batalla contra la extradición a los EE.UU. Escapó del cuartel general de los Salvatorianos, en Roma, donde se encontraba en arresto domiciliario. Se cree que se escnde en alguna parte de Italia. Hay una orden internacional para su arresto. El sacerdote católico Oliver O'Grady rebajó siete años por abuso contra menores.Aunque los psiquiatras americanos lo habían definido como un estuprador sistemático que tenía necesidad de tratamiento de por vida, fue vuelto a llevar a Irlanda en 2001. Ya que todo desarrolló en los EE.UU. su nombre no aparece en el Registro de criminales sexuales irlandeses y no hay restricciones en lo referente a los contactos con niños.

Aquí parece casi que haya sido el Vaticano el que lo hizo salir. Pero el sacerdote O'Grady fue enviado a Irlanda por la justicia civil, que evidentemente tiene alguna grieta.


En lo que atañe al suceso de los Salvatorianos, las cuestiones de extradición son muy complicadas. A menos de todas formas que el sacerdote en cuestión no salga nunca por la calle y permanezca siempre en edificios ue gozan de extraterritorialidad (lo que parece rocambolesco) si está en Roma entra en territorio italiano y la extradición se pide a Italia... que a menudo no la concede a los Estados Unidos por represalia porque los Estados Unidos a menudo no la conceden a Italia y porque en muchos casos consiera que las garantías para los imputados y la situación carcelaria no respetan los estándares de la Unión Europea, de cualquier manera no por motivos que tengan que ver específicamente con la pedofilia o los sacerdotes en general (Introvigne)
Fiscal - ¿Qué otra cosa sucedió después de todo aquello que ha acaecido?


O'GRADY - Nada. La vida fue adelante.

Falso. Según es contado el diálogo parece, aún, que gracias al Vaticano haya podido continuar haciendo una vida "normal". Ahora sabemos que al contrario, es gracias a sus participación en aquella película.

No hay comentarios: