viernes, 25 de enero de 2008

La cárcel de S. Pedro en Roma


En esta misma persecución fue hecho prisionero el apóstol Pedro en la cárcel mamertina, y luego crucificado boca abajo en un acto de humildad, cerca del circo romano, en la colina vaticana. Aquí fue enterrado por sus seguidores en un cementerio contiguo; se decía que una pared de color rojo marcaba el lugar.

1 comentario:

Críticus dijo...

Por favor:

no vayan -ni lleven a sus hijos ni en broma- a ver la película:

MORTADELO Y FILEMÓN
Misión: Salvar la Tierra

Además de mala -lo realmente malo es la segunda mitad-, incluye una nefasta y ofensiva recreación de la Inquisición.

No se preocupen por el posible resultado económico de esta crítica para el productor de la película: ésta está subvencionada con credito oficial y televisiones públicas (TV3, la catalana, también, según vi).