martes, 2 de septiembre de 2008

Stultorum numerus infinitus est

Se suele citar Eclesiastés 1,15 como origen de la frase "el número de los necios es infinito", y debe ser verdad porque los tópicos se repiten y se enredan hasta la idiotez.

Esto viene a cuento de un comentario en la otra dirección de esta bitácora  y que dice así:

mira estoy en total desacuerdo y me parece una verguenza lo que hacen con la religion ya que de ella se abusan y le sacan a la gente que esta desesperada por falta de fe o por necesidad de amor hasta la ultima monedita que tienen encima cuando en realidad el diesmo ni tendria que existir ya que la casa de dios “la iglesia” la tendria que mantener el estado y no el bolsillo de los mas carenciados o desesperados sino diganme como puede ser que el vaticano este forrado en oro y cristales de no se donde y en AFRICA y digo africa porque es el caso mas extremo pero no es la unica parte del mundo en donde la gente y los niños mueren de hambre entonces les voy a hacer dos preguntas; si dios esta en todas partes y para el son todos iguales y merecen lo mismo porque pasan estas cosas o permite que pasen? y porque la humanidad hace con una religion el sustento diario y a nivel gloval porsupuesto? QUE VERGUENZA…
Voy a intentar responder a este comentarista que firma "xxx", ni siquiera nos da su nombre para que podamos dirigirnos a él.

1º Empieza criticando que la Iglesia sea una saca-cuartos que se aprovecha de la gente pobre. No voy a decir que los cristianos seamos perfectos, "estoy morena pero soy hermosa" decía la Sulamita del Cantar de los Cantares (1,1) y San Ambrosio lo aplicaba a la Iglesia pecadora pero también santa;

2º De aquí pasa al tema del diezmo, una institución que aún existe en algunas iglesias para que los cristianos que quieran la sostengan. Aquí entra en el meollo de su argumento, lo más descabellado de todo: afirma que el Estado y no los pobres es el que tiene que mantenerla.

Pues bien, resulta que los recursos del Estado salen por la fuerza de los bolsillos de los ciudadanos, el Gobierno no es un factor productivo, así que todo lo que gasta ha de quitárselo a otros, que se lo ceden obligatoriamente; de manera que nuestro comentarista xxx está diciendo que todo deberíamos sostener a la Iglesia a la fuerza, no voluntariamente como lo hacemos quienes pertenecemos a ella.

3º Sale el tema de la riqueza de la Iglesia, cómo no, y aquí demuestra una vez más que la ignorancia es muy atrevida, pues cita el caso de África como ejemplo de hambre y miseria, sin darse cuenta de que la Iglesia católica a través de sus misioneros está presente allí donde más necesidad hay, imitando a Jesucristo, a quien ven en todos esos millones de pobres.

4º Para responder a sus preguntas finales, bueno a la única que se entiende: Dios pone soluciones a la desigualdad y a la injusticia creada por el pecado, nos ha puesto a nosotros, nos ha hecho hermanos unos de otros para que cuidemos unos de otros, ésa es la gran revelación de Jesucristo, que Dios es nuestro Padre y por tanto todos somos hermanos (Lucas 11,2-4).