miércoles, 30 de diciembre de 2009

Sarajevo

(original en italiano; traducción mía)
Rino Cammilleri
El arzobispo de Sarajevo, cardenal Vinko Puljić, fue entrevistado el 20 de noviembre de 2009 por la agencia “Zenit”. Resalto algunas frases. Una: “En un barrio de Sarajevo existe una parroquia ya desde hace 28 años pero no consigo construir la iglesia; desde hace diez años he tenido el permiso pero no se me ha asignado un espacio mientras continuamente se conceden para la construcción de mezquitas”. Dos: “Un grupo ha impreso cien mil libros contra Jesucristo que ha distribuido gratis entre la población musulmana; cuando he protestado a un jefe religioso musulmán porque un libro de esta clase no ayuda a la convivencia, él me ha respondido que lo ignore y basta”. Tres: “Los petrodólares ayudan a construir muchas mezquitas y centros islámicos y provocan un cambio de mentalidad: contra el cristianismo y especialmente contra los católicos. Cuando falta el respeto de los derechos, se cuela el miedo. Nosotros seguimos dialogando en el consejo interreligioso pero no es fácil resolver situaciones tan complejas porque existen tres historias, una por cada comunidad religiosa, y cada una cuenta la suya”. Cuatro (la más interesante): “A finales de octubre, el Ministro de Exteriores turco, Ahmet Davutoglu, dijo en Sarajevo que el objetivo de la política turca es el nuevo surgimiento del imperio otomano en los Balcanes, como en el siglo XVI: ninguna voz en Europa y en América se ha elevado en signo de protesta”.

martes, 29 de diciembre de 2009

¿Son idólatras los católicos? Respuesta a un católico confundido y a muchos evangélicos

Tomado de Yo soy católico

Pregunta:
Soy católico, pero no adoro imagenes ni nada por el estilo. Si la biblia es tan clara de no usar idolos o imagenes a semejanza, ¿Cómo pueden seguir defendiendo eso?

Respuesta:

Yo también soy católico y no adoro imágenes y mucho menos ídolos. De hecho ningún católico con un mínimo de instrucción lo hace.

La segunda parte, discúlpame, pero estas equivocado y mal entendiendo las palabras ídolos e imágenes identificándolas a la par como si fueran lo mismo. Eso es lo que muchos protestantes hacen y por eso dicen que los Católicos somos idólatras. Te presento 11 respuestas:

1.- ¿Por qué dicen eso? ¿Cuál es su referencia? ¿Dónde encuentran prueba documentaria? Favor de enseñármela. Hasta el momento no he visto documento Católico que hable de que los Católicos adoramos ídolos. Yo siempre he sido católico y NUNCA he adorado ídolos. De hecho los católicos no adoramos ídolos pues no tenemos ídolos sino simplemente imágenes.

2.- Veamos la Definición:
Ídolo: Una imagen usada como un objeto de adoración. Un falso Dios.
Esta es la manera que el diccionario define un ídolo.

Imagen: Una reproducción de la forma de una persona o un objeto. Duplicado óptico, complemento, u otra reproducción representativa de un objeto, especialmente una reproducción óptica de un objeto producida por lentes o un espejo.

Esto es lo que el diccionario dice una imágen es. Puede ser una estatua, icono, o hasta una foto.

3.- Adoración: Amor reverente y devoción acordada a una deidad, un ídolo, u objeto sagrado.
Esta es la definición ofrecida en el diccionario.
Latría es en griego. Nosotros no adoramos por lo tanto las imágenes ya que ese culto solamente se le da a Dios. A las imágenes se les respeta como algo sagrado. De hecho todos los evangélicos tienen también fotos en sus casas. Si todas las imágenes son ídolos porque no tiran esas fotos o acaso les interesa mas una foto de su familia que de Jesucristo?

4.- ¿Tiene usted una foto de un ser querido? ¿Lo adora usted? Yo lo dudo. Lo más seguro es que usted usa la foto para recordar a la persona. ¿No es verdad? ¿ Qué me dicen de la estatua de Abraham Lincoln en el Memorial de Lincoln? ¿O la foto de Martin Lutero en Institutos evangélicos o la de los candidatos protestantes a algún puesto publico y que ponen por las calles?

¿Adora usted u otra persona esa estatua o cualquier otra? Por supuesto que no. ¿Entonces porqué mantenemos la estatua ahí? Es para recordarnos del gran hombre que fue y con una imágen que nos podemos relacionar.

5.- Esta es la misma situación en la Iglesia Católica. Las estatuas en la Iglesia Católica están ahí para recordarnos de nuestro fundador, Jesucristo, su madre, y los grandes santos de la Iglesia. Cristianos que testificaron de Jesucristo incluso hasta la muerte.

6.- Prohibición de ídolos
"No te harás escultura ni imagen alguna ni de lo que hay arriba en los cielos, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra." Ex 20:4

DIOS claramente manda construir imágenes. "Y dijo Yahvé a Moisés, "Hazte un Abrasador y ponlo sobre un mástil. Y Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso en un mástil, todo el que haya sido mordido y lo mire, vivirá." Moisés así lo hizo."

Num 21:8-9 DIOS claramente dijo, haz una imagen.

Ahora, es ésto un conflicto Bíblico, o un mal entendimiento, o mala interpretación por alguna persona? Tiene que ser una o la otra. La Respuesta es sencilla para quien acepta la Escritura. La prohibición es sobre los ídolos y lo que Dios mando hacer fueron simplemente imágenes y eso es lo que tenemos simplemente los católicos.

7.- "Y todo el pueblo se quitó los pendientes de oro que llevaba en las orejas y los entregó a Aarón, quién aceptó la ofrenda, e hizo un molde y fundió un becerro. Entonces ellos clámaron, 'Este es tu Dios, o Israel, el que te ha sacado de la tierra de Egipto'."
Exodo 32:3-4

Esta es una clara violación del primer mandamiento. Ellos aceptaron y se hicieron para ellos un falso dios. Cómo respondió DIOS?

"Y Yahveh castigó al pueblo a causa del becerro fabricado por Aarón” Ex 32:35

DIOS claramente dijo una vez más, no construyan ídolos.

"Harás dos querubines de oro macizo; los harás en los dos extremos del propiciatorio, haz el primer querubín en un extremo y el segundo en el otro." Ex 25:18-19

Otro claro mensaje directo de DIOS acerca de la construcción de imágenes. ¿Notaron que estos dos querubines de oro fueron montados encima del objeto más sagrado en la tierra, el Arca de la Alianza?

8.- Los Capítulos 5 y 6 de 1 Reyes cuentan de la construcción del Templo de Salomón como DIOS mandó, decorándolo en el interior con..."Hizo en el Debir dos querubines de acebuche de diez codos de altura." 1 Re 6:23

Aquí tenemos otra ordenaza de DIOS concerniendo la construcción de imágenes. Estas imágenes eran inmensos, ya que un codo equivale a aproximadamente l8 pulgadas. Esto quiere decir, que cada uno medía 3 metros de alto.

Si Dios prohibiera las imágenes para que el rey sabio las mando hacer y a Dios le agrado. Acaso los evangélicos nunca han leído esto o mas bien no tienen la sinceridad que viene de Dios para aceptar lo que la Biblia dice y punto.

9.- Los católicos rezamos a la persona no a las imágenes.

Esto hay que tenerlo muy en claro y no inventar cosas que no hacemos ni creemos. Nuestra oración NUNCA la dirigimos a una imagen sino a Dios o a María o algún santo. La imagen nos recuerda a ellos.

10.- Los evangelicos, mormones y Testigos de Jehova si tienen imágenes. Si todas las imágenes son ídolos entonces porque las tienen??? Ejemplos:

A) Los billetes de muchos países tienen imágenes, incluyendo los de Estados Unidos que es un país fundado por protestantes puritanos.

¿¿¿Por qué nos los queman si todas las imágenes son ídolos???

B) La mayoría de los sitio evangélicos usan imágenes en sus sitios web. Un ejemplo entre decenas es el portal evangélico sígueme el cual las usa en abundancia.
Y así tienen cientos de ellas. ¿¿¿Porque si son malas y toda imagen es ídolo las usan en sus sitios????

C) No quieren imágenes de la Virgen ni de Jesucristo peri si las tienen los protestantes en revistas y en portadas de sus CD's de música protestante de sus artistas o ídolos Witt, Rabbito, Samuel: Portadas de CD's evangélicos de cantos, Portada de revistas evangélicas, Fotos en revista de los testigos con fotos en ella.

Si el libro del Éxodo 20,4 y el Salmo 115 prohíbe hacer TODO TIPO DE IMAGEN porque entonces los evangélicos las usan en libros, revistas y CD's. Vamos hermano protestante cuando menos se coherente y acepta que ustedes las usan y mas que nosotros. Ah... y no vayas a decirme que no les rinden ningún tipo de culto porque la prohibición en la Biblia en el libro del Éxodo 20,4 es clara y precisa: No hacer ningun tipo de imagen. N O H A C E R

Si la Biblia prohíbe TODO tipo de imagen y ustedes piensan que todas son ídolos entonces empiecen por poner el ejemplo tirando el dinero, las revistas, los CD's, las atalayas, los libros de Hellen Gould White y los de José Smith. Si no todas las imágenes son ídolos dejen de decir mentiras diciendo que los católicos adoran ídolos cuando solo son imágenes y eso siguen el ejemplo bíblico.

11.- ¿Vean ustedes la configuración aquí? Es muy claro.

DIOS dijo que imágenes podían ser hechas que viniesen de DIOS pero no imágenes que representaran algo contra EL.

1. Ángeles son Santos, San Miguel, San Rafael, San Gabriel.

2. Hay muchos Santos que nunca fueron Ángeles, Santa María, San Pedro, etc. Ef 1,1 Fil 1,1 Col 1,1-2

3. Santos son no por que el Papa les nombre asi sino que por estar unidos a JESUCRISTO EL PERFECTO EN SANTIDAD por medio del bautismo 1 Cor 12,13 participan así de DIOS. Así que cual es el problema en construir una estatua de ellos si hay miles de fotos que los protestantes también tienen y usan con respeto?

4. Jesucristo es ciertamente de DIOS, así que cual es el problema de tener un crucifijo recordándonos la pasión que sufrió por cada uno de nosotros? 1 Cor 1,18-23

5. Los Católicos, que rezan ante una estatua no le están dirigiendo la petición a la estatua sino a la persona a quién representa.

6. Si usted cree que rezándole a los Santos es un error, favor de referirse a Apocalipsis 5:8 y 8:1-4 Ah... y si piensas que no hay que rezarles porque ya están muertos discúlpame pero necesitas leer mejor la Biblia, pues esa idea es del Antiguo Testamento mas no del Nuevo Testamento que afirma:

+Dios, no es un Dios de muertos, sino de vivos.
Hay algunos hermanos separados que no creen como nosotros porque según ellos cuando uno se muere se acaba todo y no pasa nada hasta que Jesús vuelva.

Eso es falso porque la misma Biblia nos dice claramente que Dios no es un Dios de muertos sino de vivos. Veamos algunas citas bíblicas que nos confirman esto:

" Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob Dios no es un Dios de muertos, sino de vivos" Mt 22,32

"Me siento apremiado por las dos partes: por una parte, deseo partir y estar con Cristo, lo cual, ciertamente, es con mucho lo mejor" Fil 1,23

"... Se les aparecieron Elías y Moisés, los cuales conversaban con Jesús." Mc 9,1-4

Si estaban muertos como dicen muchos evangélicos... entonces porque estaban conversando con Jesucristo???. Por que el apóstol Pablo deseaba morir para partir y estar con Cristo??? Por que al malhechor le dice "Hoy mismo estarás conmigo en el paraíso: Lc 23,43??? y porque en Heb 9,27 dice que el hombre muere una vez y VIENE el juicio.

Todos eso es porque siguen vivos después de muerto su cuerpo su Espíritu permanece junto a Dios. Por eso pueden presentar nuestras oraciones al mismo Dios. Apocalípsis 5:8 y 8:1-4

Soy católico y no adoramos ídolos. Como la Palabra de Dios nos dice: "Al Señor tu Dios solamente adorarás" Mt 4,10

Dios te ama y nosotros también.

Tengo que preguntar una vez más a aquellos que acusan a los Católicos de idolatría, favor de proveerme con la documentación que lo prueba y afirma. Asi que si dices ser evangélico o católico no lo olvides. Soy católico y los católicos no adoramos ídolos, simplemente tenemos imágenes al igual que el pueblo de Dios en la Biblia.

Estaré esperando la respuesta. Si no la tienen favor de no mentir ni querer confundir diciendo cosas que nosotros los católicos como auténticos cristianos no creemos y callando lo que la Biblia dice sobre las imágenes.

Este tema es cortesía de Bop Stanley y Martin Zavala.

Dios te siga bendiciendo.

Imágenes e ídolos: ¿Qué dice la Biblia?

Este artículo está tomado de la página “Yo soy católico”.

Pregunta:

Muy Estimados señores: Sería de profundo interés personal, una aclaración referente al tema de adoración de imágenes esculpidas (ídolos), pues en el libro de Éxodo Dios dijo que no se adorarían imágenes. Entonces: ¿Por qué nosotros adoramos a imágenes en la iglesia? Hay muchos protestantes que me lo han dicho y dicen que seremos malditos en varias generaciones. Esperando su respuesta, se despide, una católica confundida.

Respuesta:
Estimada hermana En primer lugar los católicos No adoramos las imágenes. Adorar significa reconocer como Dios supremo y eterno, es el máximo culto posible que se puede dar. Adoramos solamente a Dios, a las imágenes simplemente se les respeta o venera y eso no está prohibido por la Biblia sino todo lo contrario.

Seguramente todo se aclarará en estos temas::

1.- Imágenes e ídolos

Cuando en la Biblia se lee el libro del éxodo u otros donde aparentemente se prohíbe tener imágenes no se está refiriendo a cualquier tipo de imágenes, sino a los ídolos.
Aquí está el tremendo error de muchas sectas religiosas. Ellos creen que una imagen es lo mismo que un ídolo y eso no es así.

Hay una gran diferencia entre una imagen y un ídolo. Una imagen es cualquier tipo de estatua o fotografía que representa a alguien o algo, mientras que un ídolo es un falso dios que se pone en lugar de Dios, como en el caso del becerro de oro.

Cuando en la Biblia se «habla de prohibición de imágenes» está refiriendo a los idolos y no a cualquier tipo de imagen. De hecho, si leemos atentamente, en el versículo anterior se habla claramente de "otros dioses".

No habrá para ti otros dioses delante de mí (Ex 20,3).

Como verás, la prohibición es sobre el tener ídolos o falsos dioses, y eso es algo que tú no tienes, sino simplemente imágenes

2.- Dios mismo mandó hacer imágenes.
Cuando alguien te diga que de todas maneras Dios prohíbe tenerlas eso no es cierto. Al contrario, en todas las Biblias del mundo vamos a encontrar pasajes bíblicos donde Dios mismo mandó hacer imágenes. Veamos algunos ejemplos:

Ex 25,1 Dios le habla a Moisés para decirle cómo construir el templo.

Ex 25,8 En ese Santuario iba a habitar Dios.
Ex 25,18 Leamos ahora qué mandó Dios hacer y poner en el templo donde él se iba a manifestar: "Asimismo, harás dos querubines de oro macizo, labrados a martillo, y los pondrás en las extremidades del Lugar del Perdón, uno a cada lado"
(Ex 25,18).

La Biblia claramente nos dice que Dios mandó hacer imágenes de dos querubines o ángeles. Así es, las manda hacer. Ordena colocarlas en su templo y allí, él se iba a manifestar. Qué diferencia a lo que han dicho las sectas por muchos años.
Hace tiempo estaba yo dialogando con una persona que iba con los "bautistas" y me afirmaba con mucha seguridad que eso no estaba en la Biblia y cuando lo leímos en su propia Biblia se quedó sorprendido y me dijo: ¡Creo que Dios se está contradiciendo! En realidad era él quien se estaba contradiciendo.

Es obvio que si Dios las mandó hacer es porque no estaba en contra de ello. Lo que él rechaza no es el tener imágenes, sino ídolos ó dioses falsos que es algo muy diferente. Esos querubines iban a ser puestos encima del Arca de la Alianza(Ex 25,20) y así iban a estar por siglos y siglos.
Esa no fue la única vez que mandó a hacer imágenes.
Busque ahora en su Biblia el siguiente pasaje:
«Moisés habló por el pueblo y Yahvé le respondió: "Haz una serpiente de bronce, ponla en un palo y todo el que la mire, sanará» (Num 21,8-9).

Esa imagen más adelante sería destruida porque el pueblo de Israel ya no la veía como una imagen sino como un dios. Eso nos confirma lo que hemos explicado. Que lo que la Biblia prohíbe no son las imágenes, sino los idolos. Nosotros nunca adoramos las imágenes, solamente las respetamos o veneramos.

3.- Arrodillarse ante imágenes y personas es bíblico.
Es común oir a muchos miembros de las sectas decir que el arrodillarse ante una imagen eso sí es idolatría. Que Dios prohíbe rendirle culto de esa manera y que por eso los católicos son idólatras. Eso es falso y una muestra más de la mala interpretación bíblica.

Cuando en la Sagrada Escritura se habla del caso de Pedro o del Ángel que dicen que no se arrodillen delante de ellos es por que los que hicieron eso, estaban considerándolos como ‘dioses’. Por eso, los dos casos mencionados nos vuelven a confirmar que si alguien se postra pensando en adorar o rendir ese culto a una persona o a una imagen eso está mal. En cambio, si alguien se arrodilla simplemente haciéndolo como un gesto de respeto o cariñó, no tiene nada de malo. Eso no lo digo yo, sino la Palabra de Dios que nos pone ejemplos de arrodillarse y no se les condenó ni se les llamó la atención.

Primero vayamos a ver qué hizo Josué, que es el jefe y sucesor de Moisés. Recuerda usted las imágenes que estaban arriba del Arca (Ex 25,18-20) Sí. Pues leamos ahora:

«Entonces Josué y todos los jefes de Israel, rasgaron sus vestidos, se cubrieron de cenizas la cabeza y permanecieron postrados delante del Arca de Yavé hasta la tarde»
Jos 7,6

Se postraron delante del Arca y allí estaban las dos imágenes de querubines y no pasó nada, ni Dios se molestó como lo dicen algunos.

El otro caso es el siguiente:
«Llegó hasta el hombre de Dios y se postró a sus pies» 2 Rey 4,27

Incluso alguien la quiso levantar y el profeta les dijo que no, que la dejaran. Entonces el arrodillarse no es malo, sino el hacerlo pensando adorar. Para nosotros simplemente son imágenes que respetamos.

4.- Rezamos a la persona, no a las imágenes.
Este es el segundo aspecto a aclarar. Cuando un católico está orando y delante de él hay una imagen, nunca pensamos pedirle a la imagen. A la imagen no le pedimos, es a la persona que nos recuerda esa imagen a la que estamos orando. Nunca hemos creído o enseñado que las imágenes hablen, vean y caminen. Para nosotros simplemente es una representación de Jesús, María o de algún santo.Si nos quitan la imagen seguimos orando igual.

Nosotros oramos por fe, no por la vista. ¿Acaso alguna vez le han dicho en la Iglesia Católica que es obligatorio tener imágenes para orar? Claro que no. Para nosotros simplemente es una imagen. Besarla o ponerle flores son solamente formas de mostrar nuestro cariño a las personas que representan. ¿Recuerda usted cuando al ver la foto de la novia y futura esposa la besábamos pensando en ella? ¿Nunca lo hizo usted? En realidad a quien queríamos besar era a la novia, no a la foto.

Lo que sucede es que el protestante se imagina que le pedimos a la imagen y eso es algo que no hacemos, ni creemos. Oramos a Jesús, María o a un santo, la imagen solamente nos recuerda a cada uno de ellos. Es por eso que en la Biblia, como ya leímos, Dios mandó hacer imágenes, porque simplemente son representaciones.

5.- El Rey «sabio» Salomón hace imágenes para el templo de Dios.
Esto es algo que hay que subrayar. En la Palabra de Dios encontramos que hay un Rey que se distinguió grandemente por su sabiduría e inteligencia, fue el Rey sabio Salomón(2 Cro 2,10-11). Pues bien, leamos atentamente la Biblia y veamos lo que este rey sabio hizo:

1 Re 6,2 Salomón construye el templo a Dios.
1 Re 6,23 Hizo dos querubines(ángeles) de cinco metros de alto.
1 Re 7,29 El panel estaba lleno de imágenes de leones, bueyes y ángeles.

¿Qué te parece? Por un lado tenemos a hermanos protestantes diciendo que la Biblia prohíbe hacer y tener cualquier imagen, y por otro lado tenemos al Rey Sabio Salomón haciendo imágenes y colocándolas en el templo para rendirle culto a Dios. Esta cita bíblica es sumamente importante, pues algunos evangélicos tratan de "escabullirse" o 'sacarle la vuelta' a las citas anteriores de Ex 25,18 y Num 21,8 diciendo que las imágenes las mandó hacer Dios. Sin embargo, en estos pasajes sobre el Rey Salomón queda absolutamente claro que no es Dios sino el hombre, y precisamente el hombre sabio, el que las mandó hacer. Por lo tanto, el argumento de los evangélicos cae por tierra, pues pierde todo fundamento su afirmación.

Los cristianos evangélicos que aparecieron hace poco dicen que Dios prohíbe las imágenes, pero el Rey Sabio las manda hacer. De nuestra parte, sin duda que nos quedamos con el rey sabio Salomón y ojalá que le des estas citas bíblicas a todos aquellos hermanos separados que andan confundidos.

6.- A Dios le agradó ver su templo lleno de imágenes.

Supongamos que en ese día que Salomón terminó el templo a Dios, están un católico y un protestante en la puerta de ese templo. Al entrar, el católico lo vería como algo normal y haría su oración. En cambio, el protestante se escandalizaría y a lo mejor hasta le reclamaría al rey sabio acusándolo de idolatría y se saldría de ese lugar inmediatamente. Pues bien, veamos en la Biblia cuál fue la reacción de Dios al ver ese templo lleno de imágenes en donde le rendirían honra. ¿Le gustó o le molestó? Vayamos una vez más a la Biblia:

... la nube llenó la Casa de Yahvé. Y los sacerdotes no pudieron continuar con la ceremonia a causa de la nube, pues la gloria de Yahvé había llenado la Casa. Entonces Salomón dijo: «Yahvé ha dicho que permanecería en una espesa nube». 1 Rey 8, 10-12

Vaya que le agradó. Tanto así, que no pudieron continuar con la ceremonia. Sin duda que esto nos confirma lo que yo muchas veces menciono en los cursos: «el protestante lee mucho la Biblia, pero la entiende muy poco». De buena fe, pero de poco cocimiento bíblico. Se salieron de la Iglesia Católica sin conocer la Palabra de Dios, y siguen allá sin conocerla».

7.- Dialogando con un pastor protestante sobre "procesión con imágenes".

Te comento ahora sobre cómo responder cuando algún hermano te mencione que Dios prohibe el hacer procesiones con imágenes. Hace tiempo, al terminar un curso en Oklahoma, fuimos a dialogar con un pastor protestante y hablamos sobre este tema. Cuando se dio cuenta que la Biblia no prohíbe tener imágenes, ni arrodillarse ante ellas, ni tenerlas en el templo, entonces dijo que lo que sí estaba prohibido era pasearlas porque eso sí era idolatría.

Entonces le dije que buscara la siguiente cita bíblica:

"David reunió a todo lo mejor de Israel, unos 30.000 hombres. Se levantó David y partió con todo el pueblo que estaba con él a Baalá de Judá para subir desde allí el arca de Dios que lleva el nombre de Yahvé quien se sienta sobre los querubines. Cargaron el arca de Dios en una carreta nueva y la llevaron de la casa de Abinadab que está en la loma. Uzzá y Ajyó, hijos de Abinadab, conducían la carreta con el arca de Dios".
2 Sam 6,1-3

Mire muy bien: Allí encontramos que está:

* El Rey.
* El pueblo.
* El Arca de la Alianza.
* Las imágenes de ángeles (querubines).
* La carreta.
* Y la llevan de un lugar a otro.

¿Eso es una procesión?, le pregunté al pastor.

Se queda pensando y... -Nó--me dice--eso no era una procesión, era una mudanza, pues se estaban cambiando de casa. Qué increíble ocurrencia con tal de no aceptar la verdad. Todavía hoy me río al acordarme de ese comentario.

Por supuesto que no era una mudanza, le repliqué, siga leyendo los versículos siguientes(2 Sam 6,5) y allí dice que iban cantando, tocando instrumentos y danzando. ¿Acaso cuando alguien se cambia de casa le dice al chofer: "Cántenme alabaré en el camino"?. No. Eso no era mudanza, era una procesión con imágenes, y lo dice en todas las biblias del mundo.

8.- Las imágenes en el Nuevo Testamento.
Profundizando un poco más en la Biblia vayamos ahora al Nuevo Testamento y encontremos que las dos veces que Nuestro Señor Jesucristo habló de las imágenes en ninguna parte las condenó al estilo protestante. Las menciona y sigue adelante sin darle ninguna importancia:

"Así como la serpiente fue levantada en el desierto, así el hijo del hombre será levantado para que todo el que crea en él tenga vida eterna"
Jn 3,14-16

La imagen a la que se refiere Jesús es la serpiente de bronce que hizo Moisés (Num 21,8) Lo menciona y no le da más importancia. Como también nosotros lo creemos, era simplemente una imagen.

El otro caso lo encontraremos cuando Jesús habla acerca de los impuestos, pues le preguntan si hay que pagarlos o no:
"¿De quién es esta imagen y la inscripción? Ellos le dijeron: "Del César." Jesús les dijo: Dad al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios." Mc 12,16-17

Directamente Jesús habla de una imagen y no dice nada acerca de la idolatría. Hubiera sido un excelente momento para hacerlo, pero él no pensaba así. Lo que tenía en sus manos era una imagen y nada más.

Ni modo, mucho hermanos separados se confundieron y no supieron distinguir entre una imagen y un ídolo. Por eso su confusión.

9.- El último recurso que no falla.

Si después de todo lo que explicamos su amigo o familiar no católico sigue en la misma postura de decir que todas las imágenes son ídolos y que hay que tirarlas y quemarlas, le voy a dar un consejo como último recurso. Recuerde, como último recurso.

Cierre su Biblia y dígale amablemente: "Está bien. Tienes razón. Todas las imágenes son ídolos. -El dirá- ah, ya te convenciste que yo tenía la razón.- Si, contéstele usted, -tienes razón-. Pero antes de que se vaya deténgalo y dígale-Disculpa, antes de que te vayas te quería preguntar si de casualidad no traes un billete que me prestes.

- Lo toma usted y, le dice-Oye, pero este billete tuyo de 20 dólares que me estás prestando tiene una imagen impresa, y como tú dices que todas las imágenes son ídolos y hay que tirarlos, entonces dame todos los billetes que traigas. Yo te guardo esos ídolos para que no te vayas a condenar tú, mejor me condeno yo, en vez de ti. Ah...y si son de 100 mejor, yo colecciono ídolos grandes..-No, no-rápidamente él contestará- esos no son ídolos solamente son imágenes.

Ah.. mire nada más. Con la Biblia no entendió la diferencia entre imagen e idolo, pero con sus billetes bien rápido que todos entienden la diferencia.

Termino diciéndote que sigas preparándote para ser una verdadera católica.

Resumiendo este tema sería: Imágenes Sí, Ídolos No. Para profundizar visita: ¿Son idólatras los católicos?

jueves, 24 de diciembre de 2009

Audiencia general del 23 de diciembre: La Navidad

(original en italiano; traducción mía)
BENEDICTO XVI
Audiencia general
Aula Pablo VI
Miércoles 23 de diciembre de 2009
Queridos hermanos y hermanas,
Con la Novena de Navidad, que estamos celebrando en estos días, la Iglesia nos invita a vivir de modo intenso y profundo la preparación al Nacimiento del Salvador, casi inminente […]
Para comprender mejor el significado de la Natividad del Señor quisiera hacer una breve mención de los orígenes históricos de esta solemnidad. De hecho, el Año litúrgico de la Iglesia no se desarolló inicialmente partiendo del nacimiento de  Cristo, sino de la fe en su resurrección. Por eso la fiesta más antigua de la cristiandad no es la Navidad, sino la Pascua; la resurrección de Cristo funda la fe cristiana, está en la base del anuncio del Evangelio y hace nacer la Iglesia. Por tanto ser cristianos significa vivir de manera pascual, haciéndonos envolver en el dinamismo que es originado por el Bautismo y que lleva a morir al pecado para vivir con Dios (cfr. Ro 6,4).
El primero en afirmar con claridad que Jesús nace el 25 de diciembre fue Hipólito de Roma, en su comentario al Libro del profeta Daniel, escrito hacia el año 204. Algún exegeta nota, después, que en aquel día se celebraba la fiesta de la Dedicación del Templo de Jerusalén, instituida por Judas Macabeo en el 164 a.C. La coincidencia de fechas vendría entonces a significar que con Jesús, aparecido como luz de Dios en la noche, se realiza verdaderamente la dedicación del templo, el Adviento de Dios sobre esta tierra.
En la cristiandad la fiesta de la Navidad tomó una forma definitiva en el siglo IV, cuando ocupó el lugar de la fiesta romana del “Sol invictus”, el sol invicto; se pone así en evidencia que el nacimiento de Cristo es la victoria de la luz sobre las tinieblas del mal y del pecado. Sin embargo, la particular e intensa atmósfera espiritual que rodea a la Navidad se desarrolló en la Edad Media, graicas a san Francisco de Asís, que estaba profundamente enamorado del hombre Jesús, del Dios-con-nosotros. Su primer biógrafo, Tommaso da Celano, en la Vita segunda cuenta que san Francisco “Por encima de todas las otras solemnidades celebraba con inefable premura la Natividad del Niño Jesús, y llamaba fiesta de las fiesta el día en el que Dios, hecho pequeño infante, había mamado de  un seno humano” (Fonti Francescane, n. 199, p. 492). De esta particular devoción al misterio de la Encarnación tuvo origen la famosa celebración de la Navidad en Greccio. Le fue inspirada probablemente a san Francisco por su peregrinación a Tierra Santa y por el belén de Santa María la Mayor en Roma. Lo que animaba al Pobrecillo de Asís era el deseo de experimentar de manera concreta, viva y actual la humilde grandeza del acontecimiento del nacimiento del Niño Jesús y de comunicar la alegría a todos.
En la primera biografía, Tomás de Celano habla de la noche del pesebre de Greccio de un modo vivo y llamativo, ofreciendo una aportación decisiva a la difusión de la tradición navideña más bella, la del belén. La noche de Greccio, de hecho, ha vuelto a dar a la cristiandad la intensidad y la belleza de la fiest de Navidad, y ha educado al Pueblo de Dios a acoger el mensaje más auténtico, el particular calor, y a amar y a adorar la humanidad de Cristo. Tal aproximación particular a la Navidad ha ofrecido a la fe cristiana una nueva dimensión. La Pascua había concentrado la atención en el poder de Dios que vence a la muerte, inaugura la vida nueva y enseña a esperar en el mundo que vendrá. Con san Francisco y su belén se ponían en evidencia el amor inerme de Dios, su humildadd y su benignidad, que en la Encarnación del Verbo se manifiesta a los hombres parar enseñar un nuevo modo de  vivir y de amar.
El Celano cuenta que, en aquella noche de Navidad, fue concedida a Francisco la gracia de una visión maravillosa. Vio yacer inmóvil en el pesebre un niño pequeño, que se despertó del sueño justo con la llegada de Francisco. Y añade: “Ni esta visión discrepaba de los hechos, porque, por obra de la gracia que actuaba por medio de su santo siervo Francisco, el niñito Jesús resucitó en el corazón de muchos, que lo habían olvidado, y fue impreso profundamente en su memoria amorosa” (Vita prima, op. cit., n. 86, p. 307). Este cuadro describe con mucha precisión cuánto han transmitido a la fiesta cristiana de la Navidad la fe viva y el amor de Francisco por la humanidad de Cristo: el descubrimiento de que Dios se revela en los tiernos miembros del Niño Jesús. Gracias a san Francisco, el pueblo cristiano ha podido percibir que en Navidad Dios de verdad se ha convertio en el “Enmanuel”, el Dios-con-nosotros, del cual no nos separa ninguna barrera ni ningua lejanía. En aquel Niño, Dios se ha hecho tan próximo a cada uno de nosotros, tan cercano, que podemos tratarlo de tú y tratar con él en una relación confidencial de profundo afecto, así como hacemos con un recién nacido.
En aquel Niño, de hecho, se manifiesta Dios-Amor: Dios viene sin armas, sin la fuerza, porque no intenta conquistar, por así decir, desde el exterior, sino que intenta más bien ser escuchado por el hombre en la libertad; Dios se hace Niño inerme para vencer la soberbia, la violencia, el vivo deseo de posesión del hombre. En Jesús Dios ha asumido esta condición pobre y desarmante para vencernos con el amor y conducirnos a nuestra verdadera identidad. No debemos olvidar que el título más grande de Jesucristo es justamente aquello de “Hijo”, Hijo de Dios; la dignidad divina viene indicada con un término que prolonga la referencia a la humilde condición del pesebre de Belén, en orden a corresponder de manera única a su divinidad, que es la divinidad del “Hijo”.
Su condición de Niño nos indica, además, cómo podemos encontrar a Dios y gozar de su presnecia. A la luz de la Navidad podemos comprender las palabras de Jesús: “Si no os convertís y no os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos” (Mt 18,3). Quien no ha comprendido el misterio de la Navidad, no ha entendido el elemento decisivo de la existencia cristiana. Quien no acoge a Jesús con corazón de niño no puede entrar en el reino de los cielos: esto es cuanto Francisco ha querido recordar a la cristiandad de su tiempo y de todos los tiempos, hasta hoy. Rogamos al Padre para que conceda a nuestro corazón aquella simplicidad que reconoce en el Niño al Señor, justo como hace Francisco en Greccio. Entonces podría sucedernos a nosotros cuanto Tomás de Celano –refiriéndose a la experiencia de los pastores de la Noche Santa (cfr. Lc 2,20)- cuenta a propósito de cuantos estuvieron presentes en el evento de Greccio: “cada uno volvió a casa lleno de inefable alegría” (Vita prima, op. cit., n. 86, p. 479).
Este es el deseo que formulo con afecto a todos vosotros, a vuestras familias y a vuestros seres queridos. ¡Feliz Navidad a todos vosotros!

El bardo católico

(original en italiano; traducción mía)

UN SACERDOTE INGLÉS INTERPRETA ENTRE TRES FIRMAS EN UN LIBRO DE PEREGRINOS DEL SIGLO XVI. En el texto, escrito en 1585 por un tal “Arthurus Stradfordus Wigomniensis”, se cuenta que un cierto Gulielmus Clerkue Strafordiensis frecuentó e el seminario
GIACOMO GALEAZZI
Tres misteriosas firmas sobre las páginas de un libro de peregrinos demostrarían que William Shakespeare (1564-1616) fue “católico en secreto” y que pasó algunos años en Italia, para rendir homenaje a la tumba de San Pedro. Una exposición en el Venerable English College, el seminario de Roma que forma a los sacerdotes católicos ingleses, expone por primera vez un manuscrito que recoge los nombres de los visitantes ingleses que en los últimos decenios del siglo XVI estuvieron en peregrinación en la Basílica Vaticana, sugiriendo al encargado, Andrew Headon, vice rector del mismo colegio, que detrás de tres crípticos nombres se puede esconder nada menos que el mayor dramaturgo de la edad isabelina. Segundo lo que refiere el cotidiano inglés “The Times”,  el libro de los peregrinos fue firmado en 1585 por un cierto “Arthurus  Stradfordus Wigomniensis”, mientras en 1589 entre las firmas se encuentra la de un cierto «Gulielmus Clerkue Strafordiensis». Según el padre Andrew Headon estos dons nombres pueden descifrarse como “(El Compatriota) del (rey) Arturo de Stratford (en la diócesis) de  Worcester» y «Guillermo el Amanuense de Stratford». Una tercera firma  datada en 1587, «Shfordus Cestriensis», podría ser interpretada, según Headon, como “Sh(akespeare de Strat)ford (en la diócesis de) Chester». Según el vice rector del Venerable English College, este nuevo descubrimiento intepretativo podría dar cuenta también de los “años desaparecidos” del “criptocatólico” William Shakespeare, entre 1585, cuando abandonó de improviso su Stratford-on-Avon nativa, y 1592,  cuando inició su carrera de dramaturgo en Londres. Por tanto siete años de vida de Shakespeare sobre los cuales “se sabe poco” y que para el padre Andrew Headon el autor de «Hamlet» y «Macbeth» pasó en parte en Roma, a donde llegó en gran secreto porque profesaba clandestinamente la fe católica para no incurrir en la ira de la mayoría anglicana de su país.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Discurso del Papa a los peregrinos que han traído el árbol de Navidad

albero3 Presento aquí mi traducción al español a partir de la traducción italiana del discurso del Papa Benedicto XVI, en la Sala Clementina del Palacio Apostólico, a los participantes en la peregrinación belga para regalar el árbol de Navidad, que este año ha ofrecido la región belga de Valonia.

DISCURSO DEL SANTO PADRE

Queridos hermanos y hermanas:

[Saludos]

En el bosque, los árboles están unos junto a otros y cada uno de ellos contribuye a hacer del bosque un lugar sombrío, a veces oscuro. He aquí que, elegido entre una multitud, el abeto majestuoso que me ofrecéis hoy está iluminado y recubierto de decoraciones centelleantes que son como otros tantos frutos maravillosos.

Dejando su hábitat oscuro por un esplendor centelleante, se transfigura y se convierte en portador de una luz que no es la suya, pero que da testimonio de la verdadera Luz que viene a este mundo.

El destino de este árbol es parangonable al de los pastores: mientras velaban en las tinieblas de la noche, fueron iluminados por el mensaje de los ángeles. La suerte de este árbol es también parangonable a la nuestra, nosotros que somos llamados a producir buenos furtos para mostrar que el mundo ha sido visitado verdaderamente y rescatado por el Señor. Puesto junto al pesebre, este abeto muestra, a su manera, la presencia del gran misterio en el lugar simple y pobre de Belén. A los habitantes de Roma, a todos los peregrinos, a todos aquellos que visitarán la Plaza de San Pedro a través de las imágenes de las televisiones de todo el mundo, él proclama la venida del Hijo de Dios. Por medio de él, el suelo de vuestra tierra y la fe las comunidades cristianas de vuestra región saludan al Niño Jesús, Él que ha venido para hacer nuevas todas las cosas y para invitar a todas las criaturas, desde las más humildes a las más elevadas, a entrar en el misterio de la Redención y a estar asociadas a Él.

Rezo a fin de que las poblaciones de  vuestra región permanezcan fieles a la luz de la fe. Llevada hace tanto tiempo por hombres que se aventuraron en los valles y en los bosques de las Ardenas, la luz del Evangelio partió después desde vuestro país, llevada por numerosos misioneros que dejaron la propia tierra natal para conducirla a veces hasta los confines del mundo. Pueda la Iglesia que está en Bélgica, y en particular en la diócesis de Lieja, ser aún por mucho tiempo una tierra en la cual germine con generosidad la semilla del Reino que Cristo ha venido a sembrar en la tierra.

[Despedida y bendición

Estemos contentos por el hecho de que un árbol belga aquí en San Pedro ilumine el mundo. Os deseo a todos que la luz de este árbol lleve alegría a vuestro corazón y que podáis celebrar la Navidad con mayor alegría interior. Dios os bendiga a todos! ¡Feliz Navidad y Buen año nuevo!

Árbol de Navidad desde el paganismo



NAVIDAD: EL PAPA ENGLOBA EL ABETO EN LA TRADICIÓN CATÓLICA


Giacomo Galeazzi


(Original en italiano; traducción mía)

El árbol de Navidad es un símbolo del catolicismo, incluso es el paradigma de la vida del hombre que, iluminado por la fe, lleva tantísimos dones al mundo: lo ha ratificado hoy Benedicto XVI, explicando que “el abeto puesto junto al pesebre muestra a su manera la presencia del gran misterio en el lugar simple y pobre de Belén”. Considerado una tradición pagana y luterana, durante siglos el abeto navideño ha estado alejado del Estado del Vaticano, donde era posible admirar sólo el catolicísimo pesebre; ahora en cambio resplandece al lado del obelisco. “En el bosque, los árboles están unos junto a otros y cada uno de ellos contribuye a hacer del bosque un lugar con sombra, a veces oscura. El abeto, elegido entre una multitud y recubierto de de decoraciones centelleantes … dejando su vestido oscuro se convierte en portador de una voz que no es la suya sino que da testimonio de la verdadera Luz que viene a este mundo”, ha dice esta mañana el papa Ratzinger frente a una delegación de Valonia –una de las regiones más verdes de Bélgica y de toda Europa- que ha donado a la Santa Sede el árbol de la plaza de San Pedro. Algunas horas después, al anochecer, el papa ha encendido con un interruptor desde su apartamento el picea abies que mide casi 30 metros y tiene un diámetro de 7 llevado hasta aquí desde el bosque de las Ardenas y destinado de todas formas a ser abatido para entresacar, o sea para permitir la superviviencia de las plantas vecinas. Una elección respetuosa de la naturaleza, en línea con la sensibilidad ecológica de Benedicto XVI, pero también de una tradición antigua descubierta por su predecesor Juan Pablo II, muy ligado al árbol de Navidad, querido en su país. Juan Pablo II afirmaba que “el árbol siempre verde exalta el valor de la vida, poque en la estación invernal se convierte en signo de la vida que no muere”. A diferencia del pesebre, inventado según la tradición por uno de los santos más amados por los católicos, San Francisco de Asís, el árbol tiene de hecho orígenes paganos: los árboles siempre verdes eran considerados símbolos de la vida eterna, e incluso dotados de un valor mágico, por los antiguos egipcios como por los chinos. En el Medievo eran colocado en el interior o a la entrada de las casas europeas parar dar la bienvenida a la bella estación. Más tarde, el abeto decorado entró como símbolo religioso en las casas europeas: una leyenda pretende que fue el padre del protestantismo, Martín Lutero, el que inició en torno al 1500 la tradición del árbol de Navidad: la Nochebuena estaba caminando entre árboles cubiertos de nieve, cuando una ramita verde le cayó le cayó encima, centellenado entre los rayos de luna. Vuelto a casa, Lutero tuvo la idea de celebrar el nacimiento de Jesús iluminando un pequeño abeto con algunas velas.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Microcrédito

(original en italiano; traducción mía)

Rino Cammilleri


Piero Gheddo, decano de los misioneros italianos, en el mensual "Il Timone" de diciembre de 2009 ha escrito un artículo que comienza así: "Muhammad Yunus, fundador del Banco Grameen que desde 1976 ha difundido el microcrédito entre millones de familias pobres de Bangladesh, ha merecido ciertamente el Premio Nobel de la paz 2006. Ha sido acogido triunfalmente en Italia hace pocos meses. Pero nadie ha recordado que los "bancos para los pobres" en Bangladesh los han iniciado los misioneros católicos y protestantes en los años 20 del siglo XX". Aún más un misionero católico explica a Gheddo: "Los pequeños préstamos que hacen los Credit Union (o sea los bancos de la Iglesia) son devueltos con el módico interés del 12% anual, mucho más bajo que el de los bancos (del 22-24%) y menos de la mitad del que hace el famoso Banco Grameen de Yunus, que llega a pedir el 28% anual de intereses sobre los préstamos". ¡Qué cosa! En el resto del artículo, muy interesante, se explica cómo los Credit Union se dirigen a los pobres más pobres: los de las tribus paganas y cristianas. Mientras el Banco Grameen trabaja con bengaleses musulmanes o hindúes. Los misioneros deben combatir contra una mentalidad asustada e inmovilista, enseñando a los miembros de las tribus a ahorrar para devolver el préstamo (novedad revolucionaria) y a no contentarse con la pura supervivencia, quizá emprendiendo una actividad (cosa tan revolucionaria, porque hace emerger los jóvenes emprendedores y corta poderes a los ancianos conservadores). Gracias a este trabajo educativo, "hoy hay decenas y decenas de hombres y de mujeres que saben participar en una reunión, discutir y explicarse, tener los registros contables". Todo esto -añado yo- terminará por tener consecuencias políticas (como ya sucede en ciertas zonas de la India), porque las viejas castas dominantes no tolerarán una democracia alargada a los ex "inferiores". Es el antiguo problema de que el cristianismo, maestro de libertad y de dignidad, ha encontrado siempre en Oriente.

lunes, 7 de diciembre de 2009

¿La Cruz indeseable?

(Original en francés; traducción mía)
Viento de locura sobre Roma, después de la condena de Italia por la Corte europea de Derechos humanos (CEDH) por la presencia del crucifijo en las aulas de clase. Por una vez, el país aparece unánime para considerarse ofuscado, incluso manchado, por esta amonestación. Aquí la menor oficina, taller, taquilla, mostrador, la menor tienda o farmacia cuenta al menos con un crucifijo si no dos. Sin olvidar las inevitables imágenes del Padre Pío, omnipresentes. Ayer por la tarde, en el restaurante donde festejábamos un aniversario, el patrón nos ha regalado un calendario publicitario impreso por encargo suyo: a cada mes corresponde una foto de gran formato del Papa, algunas de las cuales son casi enternecedoras. Y el dicho patrón nos ha hecho la exégesis del calendario durantes sus buenos diez minutos. Sin embargo, ni el restaurante, ni el patrón eran beatos. Me diréis: “El Papa no es la cruz”, y tendréis razón. Pero ¡eso es Italia! Entonces yo me pregunto, visto desde Roma, si no debería modificar mis tarjestas de visita: “La Croix” [“La Cruz”], como título de un diario, bien podría parecer inútilmente provocador, no respetuoso con las diferencias, incluso proselitista. Dudo…
publicado por Fréderic Mounier

sábado, 8 de agosto de 2009

El centro juvenil católico "Nelson Mandela"

Leo en la página web de la diócesis de Jaén que "el Ayuntamiento de La Guardia de Jaén, [...] ha reconocido una subvención a favor de la Delegación Diocesana de Misiones, que tiene como objetivo ayudar a la financiación del Equipamiento del Centro Juvenil Nelson Mandela, en Rocafuerte (Ecuador).

Dicho Centro ha sido promovido por la Misión Diocesana de Jaén en Rocafuerte, atendida por los sacerdotes de Jaén Luis Fernando Criado Reca y Emilio Samaniego Guzmán".
Es estupendo que se haya concedido esa subvención, pero lo que a mí no me cuadra es el nombre del centro juvenil que se supone católico, puesto que ha sido promovido por una Misión diocesana de la Iglesia católica giennense; el nombre del centro es Nelson Mandela, un hombre sin duda admirable por su oposición al "apartheid" surafricano pero cuando leí la noticia se me vino a la cabeza: ¿No hay en la Iglesia católica niños y jóvenes santos que pudieran darle nombre a un centro juvenil católico? Niños y jóvenes santos que fueran modelos para estos jóvenes usuarios de la institución: Santo Domingo Savio, San Tarsicio, Santa María Goretti, San Pelayo o incluso de África (puesto que si no me equivoco, en esa zona de Ecuador abunda la población afroamericana) como San Carlos Luanga y compañeros, y también de Hispanoamérica como la Beata Laura Vicuña.

Pero parece que en la Iglesia preferimos a veces los santos laicos, canonizados en vida a pesar de no tener nada que ver con la fe, sino al contrario: Nelson Mandela ha reunido un grupo de líderes mundiales, llamado "The Elders", que pretenden poner en práctica la ingeniería social anticristiana, según explica Juan C. Sanhauja en su artículo de Religión en libertad "Nelson Mandela, máscara de otra logia": "El 2 de julio pasado, The Elders hizo público que se dedicaría a forzar un cambio en las «religiones tradicionales», para que permitan a las mujeres convertirse en ministros, sacerdotes y obispos, como primera acción de su programa Igualdad para Mujeres y Niñas (Equality for Women & Girls).

«La justificación de la discriminación contra mujeres y niñas basada en la religión o en las tradiciones, como si fuera algo prescrito por una Autoridad Suprema, es inaceptable», dice la declaración, haciendo un llamado a líderes de todos los ámbitos a «confrontar y cambiar enseñanzas y prácticas malsanas que justifican esta discriminación contra la mujer»".

La lista de acompañantes de Mandela en este aquelarre es de aúpa: "Está compuesto por él y otros 11 «líderes mundiales». Entre los doce destacan varias cabezas visibles de la internacional del aborto y del homosexualismo, promotores de una nueva religión universal, en sus variados intentos: ética planetaria, Carta de la Tierra, Alianza de las Civilizaciones": a continuación el P. Sanhauja los enumera los miembros, casi todos políticos jubilados, entre los que destaca también Desmond Tutu, el famoso obispo anglicano, que también es abortista y pro-homosexualidad, según el autor.

Este grupo liderado por él es otro mérito de Nelson Mandela para ser titular de un centro juvenil católico promovido por una misión de la Iglesia católica. Buen ejemplo para los jóvenes usuarios del centro.

martes, 30 de junio de 2009

Sin el latín... y sin el griego

(original en francés; traducción mía)
Isabelle de Gaulmyn
¡"Sin el latín, sin el latín"... la encíclica económica, tan esperada, habría sido publicada ya! Porque ¿a quién  señalamos aquí como responsable de los últimos retrasos de este importante texto sobre la doctrina social,  el primero de Benedicto XVI, el primero también en tener en cuenta la mundialización,  un documento que se ha hecho más urgente por la crisis financiera y económica que sacude el mundo? ¡El latín! Como todas las encíclicas, ésta será también, incluso oficialmente primero, traducida al latín, la lengua de la Iglesia universal. El texto, se dice, será particularmente complejo de traducir a la lengua de Cicerón porque utiliza conceptos  modernos, para los cuales nuestros antepasados los romanos no tenían nada para decir, ni siquiera pensado... Sin contar que los efectivos de personas empleadas en las sección latina de la Secretaría de Estado han disminuido desde hace algunos años. ¿Cómo traducir al latín la "globalización", "los mercados financieros" o incluso "las stocks options"?
Sin embargo no despreciemos demasiado deprisa el retorno a las lenguas "muertas". La misma palabra "economía" viene del griego, y, según indiscreciones Benedicto XVI, en esta encíclica, partiendo como le gusta hacer, de la etimología, "oikos" (casa) y "nomos" (administrar), o sea "administrar los bienes de la casa", recuerda que la economía es ante todo un asunto de familia. De la familia humana...

lunes, 29 de junio de 2009

El caso Medjugorje: no apagar el Espíritu

(original en italiano; traducción mía)
De Libero, 16 enero 2009


Benedicto XVI, como Juan Pablo II, defiende la fe del pueblo cristiano

de Antonio Socci
Hoy turban la Iglesia, arriesgándose a crear escándalo y extravío para millones de fieles, más que ciertos ateos declarados que hacen campañas publicitarias en los buses de Génova, están aquellos que -quizás con un hábito eclesiástico- hacen la guerra a Dios desde el interior y bajo pretextos "religiosos" propagan un pensamiento "no católico" (como confió amargamente Pablo VI a Jean Guitton).

No por casualidad el cardenal Ratzinger inició un memorable discurso a los biblistas en un ateneo vaticano recordando la figura del Anticristo de un relato de Soloviev, cuyo Anticristo era "un célebre exegeta" con doctorado en Teología en Tubinga. La admonición, aunque sea gallarda, era evidente.
Por otra parte, curiosamente, en estos años no ha sido el campo ortodoxo el que ha desenterrado una especie de Inquisición contra quien propaga herejías y contesta al Magisterio pontificio, sino más bien aquellos que querrían poner bajo inquisíción a la Virgen misma que osa manifestarse sin su permiso. A menudo son vejados por nuevas inquisiciones quienes testimonian una fe viva y fiel al Papa, no los herejes.
Ahora suscitan algunas preocupaciones, entre tantos y fervorosos fieles de la Virgen, ciertas "anticipaciones" (que no se saben si son verdaderas) del llamado "vademecum" que debería ocuparse de eventos sobrenaturales. Las voces sobre su presunto contenido han sido referidas por "Panorama", hace tres meses, y en estos días por un sitio de internet: se trataría de un "directorio" contra Medjugorje (meta de millones de peregrinos y lugar extraordinario de conversión) y contra los hechos de Civitavecchia donde, en febrero-marzo de 1995, una estatuílla de la Virgen proveniente de Medjugorje, ha llorado lágrimas de sangre durante 14 veces.
A favor de la autenticidad de las apariciones de Medjugorje y del llanto milagroso de Civitavecchia están no sólo las cuidadosas investigaciones científicas llevadas a cabo sobre los videntes durante las apariciones y sobre la estatuílla de Pantano, investigaciones que excluyen categóricamente toda forma de estafa o de autosugestión. Está también la enorme cantidad de conversiones e incluso de curaciones inexplicables que se han verificado y continúan verificándose (los testimonios están documentados). Está la perfecta ortodoxia que se respira en estos santuarios. Y, juntamente con la devoción de millones de simples cristianos, está la devoción convencida de tantos sacerdotes, obispos y cardenales. Sobre todo aquella, aclarada, de Juan Pablo II que ha manifestado de mono inequívoco y más veces, incluso por escrito, su convicción personal sobre la autenticidad de las apariciones de Medjugorje y de las lágrimas de la Virgencita.
Ciertamente un “vademecum” para los obispos hoy puede ser utilísimo para tratar tantos casos de "visionarios" de pacotilla y de embaucadores, pero hay que excluir que tal "directorio" sea apuntado contra Medjugorje y Civitavecchia que son dos santuarios marianos y tienen ahora su historia de devoción del pueblo cristiano (que, recordémoslo, es solicitada en las canonizaciones y presupuesta de hecho incluso en las definiciones de los dogmas) y son dos santuarios marianos.
Se dice que el “directorio” prescribe el recurso incluso a “psiquiatras ateos”. En Medjugorje ya ha sucedido. Al principio, en 1981, cuando el régimen comunista se desató contra las apariciones con arresos, vejaciones y violencias, los seis muchachos fueron incluso arrastrados ante psiquiatras del régimen que sin embargo debieron reconocer su perfecta salud mental y su buena fe. Al final algunos de aquellos médicos incluso se convirtieron, junto con los policías que debían reprimir el fenómeno.
En Civitavecchia la Virgencita superó el duro examen del obispo que no creía y que vio acaecer la décimocuarta  lacrimación justo entre sus propias manos, sufriendo un shock cardiaco. Y ha superado también el examen de la comisión eclesiástica (que ha excluido alucinaciones, fenómeno parapsicológico o diabólico) y el examen laico más exigente, el de la ciencia (que ha reconocido que no es posible la explicación científica del fenómeno) y de la magistratura que -después de cuidadosas investigaciones y considerados los numerosísimos testimonios de las lacrimaciones (entre ellos "el Comandante de la policía municipal, agentes de la policía penitenciaria y de la policía del Estado"), escribe que éstas "deben reducirse o a un hecho de sugestión colectiva o a un hecho sobrenatural". De no ser porque aquellas lágrimas de sangre, al ser fotografiadas y filmadas, no pueden ser una "sugestión": han sido además analizadas en laboratorio, al microscopio y definidas como "sangre humana".
Sobre Medjugorje el secretario de Estado Bertone, apenas fue nombrado, explicitó la posición de este pontificado precisando que las peregrinaciones allí, obviamente no oficiales, "están permitidas" y aconsejó incluso "un acompañamiento pastoral de los fieles". Además definió todavía una vez como "personales" las declaraciones del obispo de Mostar e indicó como justa la posición de espera de los obispos de la ex Yugoslavia que "deja la puerta abierta a futuras investigaciones".
También porque el gran número de apariciones,  aún hoy en curso, no es un obstáculo, después que han sido reconocidas recientemente las apariciones de Laus donde la Virgen, desde 1647, se manifestó durante 54 años y largamente de forma cotidiana.
Por tanto los fieles de Medjugorje y Civitavecchia pueden estar tranquilos. Del resto el Papa demuestra que tiene la unidad de la Iglesia muy dentro del corazón. También lo ha demostrado recientemente en el modo en que ha resuelto paternalmente el problema neocatecumenal y en el modo en que ha tendido la mano a los tradicionalistas, con la recuperación de la antigua liturgia, pidiendo a los obispos franceses que los acojan y que no discriminen a ninguno. Verdaderamente el Santo Padre quiere conjurar en todos los modos fracturas y desorientación de los fieles. Finalmente también la devoción y la estima hacia Juan Pablo II lo inducen a defender Medjugorje e Civitavecchia. Por eso hay que excluir que el directorio sea "contra" estos dos santuarios.
También hay mucha duda de que el Papa pueda aprobar un "directorio" tan duro y represivo como aquello anhelado por ciertas indiscreciones, porque justamente Ratzinger fue el autor del memorable discurso con el cual el cardenal Frings, arzobispo de Colonia, en 1962 convenció a la Iglesia para que jubilara el viejo Santo Oficio y ciertos sistemas suyos "cuya modalidad de procedimiento no está de acuerdo en muchas cosas con nuestro tiempo y para la Iglesia será un daño y para muchos un escándalo".
Considerados los errores dolorosísimos hechos hace 50 años por eclesiásticos al tratar casos de santos como padre Pío o acontecimientos como Ghiaie di Bonate, es dudoso que el propio papa Ratzinger permita volver a reglas vejatorias que hoy podrían ser impugnados desde el punto de vista de los derechos humanos, además del derecho natural y del derecho canónico, produciendo "un daño para la Iglesia y un escándalo".
Benedicto XVI no quiere en absoluto "apagar el Espíritu" y "despreciar las profecías" (1 Tes 5,19-20), como alún teólogo y algún curial, sino que quiere exactamente lo contrario: ya de cardenal puso en guardia a los católicos de convertirse en "deístas", o sea aquellos que no creen verdaderamente "en una acción de Dios en nuestro mundo" y por eso se engañan con que "debemos nosotros crear la redención, nosotros crear el mundo mejor, un mundo nuevo. Si se piensa así el cristianismo ha muerto".
"La Iglesia" explicaba Ratzinger "afronta los desafíos que le son propios gracias al Espíritu Santo que, en los momentos cruciales, abre una puerta para intervenir". Históricamente lo ha hecho con los grandes santos "que eran también profetas", pero ante todo a través de la Virgen: "Hay una antigua tradición patrística que llama a María no sacerdotisa, sino profetisa. El título de profetisa en la tradición patrística es el título de María por excelencia... Se podría decir, en un cierto sentido, que de hecho la línea mariana encarna el carácter profético de la Iglesia".
Por tanto que la "Reina de los profetas" sea escuchada, no amordazada.

viernes, 26 de junio de 2009

Vida privada y divorcios. La carta de Enrique VIII al Papa

(original en italiano; traducción mía)
PAOLO RODARI

El Vaticano, oficialmente, calla sobre la atribulada cuestión berlusconiana. Y, en efecto, hay poco que decir. Si no que, como ha escrito recientemente Avvenirre, nos gustaría más moderación y mayor claridad. Sin embargo el parecer de la Iglesia y de las jerarquías vaticanas interesa sin duda al primer ministro y a los suyos: no por casualidad, justo en estos días difíciles, el fiel Gianni Letta ha empezado en L'Osservatore Romano con una intervención dedicada a la necesidad de conjugar "desarrollo" e "imperativos morales". No una intervención reparadora, la de Letta, sino de todas formas una señal ofrecida dentro y fuera de los muros sagrados.
La cuestión de todas formas permanece atávica. En el sentido de que, bien visto, la necesidad de los poderosos del mundo de recibir una bendición de la Iglesia cuando las cosas van bien (y sobre todo cuando van poco bien con motivo de una conducta moral poco ortodoxa) viene de mucho atrás. Y llegó ayer mismo una demostración desde el Vaticano que, quinientos años después de la coronación de Enrique VIII, ha presentado oficialmente el documento con el cual, en 1530, el soberano inglés pedía el divorcio de Catalina de Aragón.
Una publicación que recuerda un suceso doloroso para la Iglesia católica: todo llevó al cisma anglicano. Un suceso que, en cierto sentido, permanece actual aún hoy aunque, es necesario decirlo, ni Gianni Letta es Tomás Moro -éste, canciller del rey, dimitió cuando Enrique VIII sancionó la sumisión del clero al poder temporal- ni Berlusconi es Enrique VIII -éste último, cerciorado de que el Papa Clemente VIII no quería responder afirmativamente a la petición de anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón a fin de desposar a la amante Ana Bolena, rompió con Roma y hasta nunca.
Ayer, el Archivo secreto vaticano en colaboración con la sociedad "Scrinium" mostró un facsímil de la carta en pergamino -el original es custodiado celosamente en el estudio de monseñor Sergio Pagano, prefecto del Archivo- con la cual el rey inglés presentó la petición de divorcio de Catalina de Aragón. Una carta reproducida en 200 ejemplares y vendida en la buena cifra de cincuenta mil euros. Una carta, la de Enrique VIII, fácilmente "interceptable", hoy como entonces, vistas las dimensiones: redactada sobre un pergamino de un metro de largo, de alto dos veces otro tanto, pesa dos kilos y medio. Pegados encima, a modo de apéndice, penden más de ochenta sellos de cera recogidos en pequeñas tecas de lata y sostenidos por una cinta de seda. Encima de los sellos, hay ochenta y tantas firmas cuidadosamente repartidas en trece columnas delimitadas por una única larga cinta de seda hábilmente entrelazada.
Es verad, Enrique VIII al escribir al Pontífice muestra la voluntad de una bendición vaticana. Pero, al mismo tiempo, muestra carácter y determinación: "Pero si el Pontífice no quisiere hacerlo, desatendiendo las exigencias de los ingleses -se lee al final del escrito después de la petición adelantada al Papa-, éstos se sentirían autorizados a resolver por sí mismos la cuestión y buscarían remedios en otro lugar. La causa del rey es la de ellos. Si (el Pontífice) no interviniese o tardara en actuar, sus condiciones se harán más graves pero no irresolubles: los remedios extremos son siempre más desagradables, pero al enfermo lo que le interesa es la propia curación...".
Palabras, aquellas del pergamino, que muestran cómo desde las autoridades religiosas es posible (ya lo creo) desmarcarse, si bien el desmarcamiento siempre tenga consecuencias.
No saben nada los más de ochenta firmantes de la carta: éstos, en los meses siguientes a la firma, serían puestos ante la toma de una posición definitiva incluso a costa de la vida. Y, de hecho, aquellos que dieron un paso atrás, aquellos que tras la firma del documento se lo volvieron a pensar, sufrieron penosas consecuencias. Dos de ellos fueron ajusticiados en 1537. Un marqués y un barón después fueron condenados a muerte como conspiradores y también dos abades íntimamente contrarios a las profundas innovaciones religiosas llevadas a cabo en el reino sufrieron la misma suerte a causa de sus "ánimo íntimamente corrompido". Un trágico fin le tocó en suerte también al hermano de Ana Bolena, Lord Rochefort que, acusado de relaciones incestuosas con la reina, resultó ajusticiado con ella en 1536.

Enrique VIII, el origen del cisma

(original en italiano; traducción mía)

El archivo secreto vaticano ha restaurado y expuesto por primera vez al gran público, en una copia en alta definición, la carta con la cual los lores ingleses pidieron al papa Clemente VII que anulara la boda del rey Enrique VIII con Catalina de Aragón.

GIACOMO GALEAZZI

El documento, que se llama oficialmente Carta de los pares de Inglaterra al pontífice Clemente VII para rogar la causa de anulación de matrimonio entre Enrique VIII y Catalina de Aragón, es considerado la base de la ruptura de la Iglesia inglesa con la de Roma, un cisma que ha cambiado profundamente la historia del Reino de Inglaterra y juntamente la de Europa.

Ahora mismo podrá leerse gracias a la publicación de la obra Causa Anglica: il tribolato caso matrimoniale di 
Enrique VIII, realizada en colaboración con la sociedad Scrinium, que además de una serie de estudios críticos sobre el documento, contiene la reproducción fiel de la súplica,emitida en 1530. Firmada por 83 miembros influyentes de la política y de la sociedad inglesa, entre los cuales estaban condes, vizcondes, duques, barones, obispos y abades, la misiva pedía al papa Clemente VII que invalidara la boda del rey Enrique VIII con Catalina de Aragón, que no le había dado herederos masculinos, para permitirle casarse con Ana Bolena, de la cual, se cuenta, el rey estaba sinceramente enamorado. Una decisión a la cual el Papa no llegó nunca, temiendo las reacciones de la familia de Catalina, emparentada con la dinastía de Carlos V.
El documento es reproducido hoy en 200 ejemplares (al precio de 50.000 euros cada uno) en la forma, en los materiales y en las medidas, perfectamente idénticos al original: el pergamino, que tiene un metro de largo y del cual se ha expuesto un facsímil esta mañana en una urna de cristal de murano durante la conferencia de presentación del proyecto, lleva al pie una división del folio en trece columnas, entelazadas por un hilo de seda y sobre el cual están puestas las 83 firmas de los suscriptores. De él penden 81 sellos, también fielemnte reproducidos en lacre, y que son los escudos familiares y de los apellidos de los firmantes.

El documento en sí "no es ciertamente el más importante desde el punto de vista jurídico e histórico entre los cuales se enviaron a Clemente VII con ocasión -ha explicado Chapin, viceprefecto del archivo secreto vaticano- pero es sin duda el más solemne y vistoso de todos". Como pretende una tradición en uso en la cancillería inglesa, la carta está redactada en doble copia, y mientras la conservada en Inglaterra es en parte ilegible y corrompida, la que está en el Vaticano se ha mantenido en buen estado de conservación y ha permitido la reproducción.

Un trabajo que, ha explicado Marco Maraino, oficial del archivo secreto vaticano, ha requerido dos años de investigación sobre una carta "de tonos casi intimidatorios" y juntas las circunstancias en las cuales viene sellada, acelerando una ruptura que quizá en aquellos tiempos de "suspendida tensión no era previsible". "Ésta es además otro punto de vista muy importante -ha añadido el historiador David Starkey- de un paso sin el cual el protestantismo probablemente no habría sobrevivido".

martes, 23 de junio de 2009

Condón, chantaje a África

(original en italiano; traducción mía)

GIACOMO GALEAZZI

Los países africanos para recibir ayudas de Occidente deben aceptar el aborto, el preservativo y la ideología de género. Estas son las condiciones que le son impuestas para poder acceder al sostén económico.

Es dura la denuncia de mons. Robert Sarah, originario de Guinea, 63 años, actualmente Secretario de la Congregación para la evangelización de los pueblos y arzobispo de Conakry. Recientemente ha acompañado al Papa en su viaje a Camerún y Angola, de él se habla como del posible próximo Presidente del Pontificio consejo justicia y paz. En una entrevista al «Consulente Re», recorre el reciente viaje del Pontífice y habla de algunos de los grandes problemas que afligen el continente africano.  "Mucho viene impuesto a África - afirma mons. Sarah- como condición para recibir ayudas económicas". "Los países occidentales -explica- con su potencia política, económica, de medios de comunicación dan la impresión de querer destruir todas las otras culturas para imponer una cultura paneuropea, panamericana". "Los países africanos, para recibir una ayuda -prosigue el obispo- deben aceptar el aborto, el preservativo, la esterilización femenina, la ideología de género. Es la lucha de David contra Goliat. Hay sin embargo señales de que África está decidida a combatir sirviéndose de la potencia de Dios y del sostenimiento de la Iglesia. Es verdad que la fe en África es aún joven, frágil; pero el continente poco a poco está adquiriendo una madurez evangélica confortante, siempre más consciente de deber rechazar las falsas glorias, los falsos ideales, los paraísos efímeros y artificiales importados".  "Yo siento- afirma incluso mons. Sarah - que debo agradecer al Santo Padre por su solicitud paterna al atraer la atención de África entera sobre estos temas. Estoy seguro de que el Señor Dios omnipotente no dejará a los débiles y a los pobres indefensos, sin protegerlos". Y aún sobre la condición actual del continente añade: "Son verdaderas, reales las deshumanizaciones y las opresiones que afligen al pueblo africano. Domina la ley del más fuerte, son recurrentes los conflictos étnicos y las masacres tribales. Sin embargo nosotros no debemos combatir tales flagelos con la espada, sino con la ayuda y en el nombre del Señor".

Primado de Pedro

(original en italiano; traducción mía)
LA CARTA DE CLEMENTE I
Clemente I fue el tercer sucesor e San Pedro en la cátedra de Obispo de Roma.
Al final del I siglo, probablemente hacia el 97, escribió una carta a los cristianos de Corinto, que habían depuesto o apartado a algunos presbíteros. El hecho es significativo, porque el Obispo de Roma interviene en los asuntos internos de otra Iglesia, también fundada por los apóstoles. E interviene con una carta cuyo tono y contenido demuestran que Clemente era  consciente de sus responsabilidades y exigía un acto de obediencia de los destinatarios.
Veamos algunas de las expresiones contendias en la celebérrimas epístola: “Os escribimos todos esto para reprenderos…” – “…aceptad con contrición la corrección…” - “Pero si alguno no obedece a lo que por medio nuestro él (Cristo) dice, sabemos que se verá implicado en una culpa y en un peligro no indiferente” - “Nos daríais motivo de gozo y de alegría si, obedeciendo a cuanto os hemos expuesto aquí…”.
Clemente da órdenes de reintegrar en sus funciones a aquellos que la comunidad de Corinto había apartado. No sólo: amenaza con sanciones si no se le obedece. Difícil no pensar en un acto de gobierno por ser el obispo de Roma en relación con otra Iglesia.
¿Y cómo acogieron los corintios la carta de Clemente? Con máxima consideración, conservándola con cuidado, tanto que en el año 170 el entonces obispo de Corinto, Dionisio, escribe al papa Sotero informándole de que aquel escrito era leído en la celebración eucarística dominical.
Un primado reconocido también en el primer siglo. Como dice la historia...

Píldoras de apologética: El azar 2

(original en italiano; traducción mía)

EL AZAR/2

A cuantos atribuyen al puro "azar" la causa de la disposición ordenada de lo real, Fred Hoyle (1915-2001), uno de los más grandes astrónomos y matemáticos del siglo XX, respondía: “Pero ¿es posible que el azar haya producido también sólo las otras dos mil enzimas necesarias para el funcionamiento del cuerpo humano? Basta una pequeña serie de cálculos en el ordenador para darse cuenta de que la probabilidad de que esto haya sucedido 'casualmente' es igual a la probabilidad de obtener siempre 12, por 50.000 veces de fila, arrojando dos dados sobre la mesa”. Interesa subrayar, añadimos nosotros, que los dados no deben estar trucados, obviamente.

Y proseguía: “Más o menos la misma posibilidad del viejo ejemplo del mono que, golpeando sobre una máquina de escribir, terminaría sacando la Divina Comedia entera, con párrafos y puntuaciones en el punto justo”.

Concluyendo así: “Y esto, repito, sólo para las enzimas, porque la improbabilidad alcanza niveles de locura si lo alargamos a todas las innumerables condiciones necesarias para la vida: ¿todos como números salidos del cilindro del azar? Si se responde sí, se sale de la razón”.

Píldoras de apologética: El azar 1

(original en italiano; traducción mía)

EL AZAR/1

El biólogo Jacques Monod (1910-1976), en su celebérrimo "El azar y la necesidad", un best seller en el cual condensaba su pensamiento sobre presupuestos teóricos de la ciencia y sobre relaciones entre conocimientos científicos y valores humanos, escribía: “El puro azar, el solo azar está en la raíz misma del prodigioso edificio de la evolución: esta noción central de la biología moderna es la única concebible, como única compatible con loshechos de la observación y de la experiencia”.

¿La única concebible? ¿La única compatible con la experiencia, por tanto con los hechos? ¿Nociones centrales de la biología?

No todos los científicos pensamos como él. Grichka Bogdanov, físico teórico, respondiendo a una pregunta del filósofo Jean Guitton, decía a propósito del azar: "Una célula viviente está compuesta de una veintena de aminoácidos que forman una cadena compacta. La formación de estos aminoácidos depende a su vez de alrededor de dos mil enzimas específicas… Los biólogos llegan a calcular que la probabilidad de que un millar de enzimas se reagrupen por casualidad de modo ordenado hasta formar una célula viviente (en el curso de una evolución de diversos millones de años) es del orden de 101000 (uno seguido de mil ceros) contra 1".

Un comentario: si este cálculo excluye que se pueda atribuir al “azar” la formación de una sola célula, ¿cómo es posible atribuirle la de toda la creación?

Píldoras de apologética: ¿Ateo? Nunca más

(original en italiano; traducción mía)

ADIÓS AL ATEÍSMO

Era conocido como el ateo más famoso del mundo, autor de una obra monumental, titulada "God and Philosophy" (Dios y la filosofía - 1966) sobre la cual se formaron los cultivadores del ateísmo de las últimas generaciones.

Pero el último año ha publicado "There is a God" ("Hay un Dios") y con esto ha abjurado definitivamente de su pasado de ateo convencido. ¿Qué le ha hecho cambiar de idea? Simplemente un uso más inteligente de la razón humana.

De hecho, es verdaderamente cosa de buen sentido pensar que “debe haber habido una inteligencia detrás de la complejidad integrada del universo físico” (Avvenire del 6/12/2007) y la constatación de que “el origen de la vida y la reproducción no pueden ser explicadas simplemente desde un punto de vista biológico" (ibidem).

No sólo. Al estudioso le “parece siempre menos plausible que un caldo químico haya podido generar de manera mágica el códice genético".

Como se ve, aquí se aplica la lógica más elemental y por tanto más aplastante. ¿Y entonces? Y entonces hay que admitir honestamente la existencia de un Creador: “Ha sido la misma evidencia que me ha conducido a esta conclusión”, ha declarado Flew (ibidem). Que está ahora “estudiando” el Cristianismo. Esperamos que le aproveche, añadimos nosotros.

Píldoras de apologética: Datación de los Evangelios 2

(original en italiano; traducción mía)

¿Cuándo fue compuesto el Evangelio de Marcos? En fecha muy antigua, se debe responder, cuando testigos oculares de los hechos narrados en relación con la vida de Jesús estaban aún vivos y para el evangelista habría sido bastante contraproducente mentir, so pena de haber quedado como un mentiroso.

Que Marcos había escrito su Evangelio bastante tempranamente es fácil de probar. De hecho, en torno a los años 64/65 d.C., Petronio, consejero del emperador Nerón, escribió el Satiricón, donde demuestra sin sombra de duda que conoce el Evangelio de Marcos. Señal de que este último ya había sido puesto por escrito en aquella época.

En el Satiricón encontramos analogías sorprendentes entre la unción de Betania, contada por Marcos (14,3 ss –el único de los sinópticos que habla expresamente del nardo), y la unción que, siempre con una ampolla de nardo, Trimalción hace durante una cena (Satir. 77,7). Sin embargo Petronio podía hacer esta analogía sólo si hubiera conocido el texto escrito de Marcos, no sólo por la precisión del nardo, sino también porque la unción de Betania era un episodio bastante poco conocido, y Petronio podía haberlo conocido sólo después de haberlo leído.

Noticias concernientes a los acontecimientos de la crucifixión, de la resurrección y dela institución de la Eucaristía, Petronio habría podido aprenderlas de los chismes que la gente difundía sobre el Cristianismo. No así, por el contrario, por la unción de Betania.

Por consiguiente, tenemos aquí una prueba –no ciertamente la única- de que poco después de la mitad del primer siglo un pagano conocía la versión escrita del Evangelio de Marcos.

Lo absurdo del evolucionismo de Darwin

Pedro Fernández Barbadillo, en su aguda bitácora Bokabulario, comenta la absurda teoría darwinista de la evolución de las especies: aquí está el enlace de la entrada titulada "La locura darwinista (Post apto sólo para personas maduras), cuya lectura recomiendo vivamente pues como decía Chesterton, el sentido común es el menos común de los sentidos

Me quedo con su conclusión: (Tautología es la repetición de una misma idea).

El biólogo Fernando Vallejo en su libro La tautología darwinista:
Sin saber siquiera que procedía de un óvulo fecundado por un espermatozoide, Charles Darwin se metió a explicar el Origen de las especies. La confusión que produjo dura hasta hoy.
La supervivencia del más apto es la tautología más hipócrita en toda la historia de la ciencia.

domingo, 21 de junio de 2009

El canto y la participación en la Misa

En la reforma tridentina se procuró la participación en la celebración contemplando la acción y el desarrollo de la misma como describía Romano Guardini en la catedral de Monreale (Sicilia):
La sagrada ceremonia se prolongó durante más de cuatro horas, sin embargo siempre hubo una viva participación. Hubo modos diversos de participación orante. Uno se realiza escuchando, hablando, gesticulando. Otro por el contrario se desarrolla mirando. El primero es bueno, y nosotros los del Norte de Europa no conocemos otro. Pero hemos perdido algo que en Monreale todavía existía: la capacidad de vivir-en la-mirada, de estar en la visión, de acoger lo sagrado por la forma y por el evento, contemplando.
Así, por ejemplo el altar mayor de la catedral de Jaén estaba diseñado para ser visible desde cualquier punto de la catedral, para que cualquiera pudiera participar de la celebración contemplándola.
Pues como decía, una forma de participación es el canto en la Misa, pero el problema es sobre todo cuando un solista o un coro canta temas que no pueden ser cantados por todos, v.gr. un tenor o canciones rocieras, con lo cual lo que realmente hace es dar un concierto: la asamblea no participa sino que escucha simplemente. Recuerdo una ocasión en que uno de estos coros cantó durante la entrada de la Misa una canción entera, unos cinco minutos, esperando todos a que terminaran de cantar.
Realmente nos hace falta a todos una catequesis, además de conversión, para que podamos celebrar dignamente los misterios del Señor y entendamos bien qué es la participación en las celebraciones sagradas.