martes, 23 de junio de 2009

Píldoras de apologética: El azar 1

(original en italiano; traducción mía)

EL AZAR/1

El biólogo Jacques Monod (1910-1976), en su celebérrimo "El azar y la necesidad", un best seller en el cual condensaba su pensamiento sobre presupuestos teóricos de la ciencia y sobre relaciones entre conocimientos científicos y valores humanos, escribía: “El puro azar, el solo azar está en la raíz misma del prodigioso edificio de la evolución: esta noción central de la biología moderna es la única concebible, como única compatible con loshechos de la observación y de la experiencia”.

¿La única concebible? ¿La única compatible con la experiencia, por tanto con los hechos? ¿Nociones centrales de la biología?

No todos los científicos pensamos como él. Grichka Bogdanov, físico teórico, respondiendo a una pregunta del filósofo Jean Guitton, decía a propósito del azar: "Una célula viviente está compuesta de una veintena de aminoácidos que forman una cadena compacta. La formación de estos aminoácidos depende a su vez de alrededor de dos mil enzimas específicas… Los biólogos llegan a calcular que la probabilidad de que un millar de enzimas se reagrupen por casualidad de modo ordenado hasta formar una célula viviente (en el curso de una evolución de diversos millones de años) es del orden de 101000 (uno seguido de mil ceros) contra 1".

Un comentario: si este cálculo excluye que se pueda atribuir al “azar” la formación de una sola célula, ¿cómo es posible atribuirle la de toda la creación?

No hay comentarios: