jueves, 21 de julio de 2011

El descendimiento de Cristo, de Caravaggio, en el Museo del Prado



En este enlace, Andrés Úbeda, jefe de conservación de pintura italiana del Museo del Prado (Madrid, España), comenta la obra "El descendimiento de Cristo" que estará durante dos meses en dicho museo con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.

Destaco algunas cosas que comenta Úbeda sobre esta obra:

La obra se encuentra, en opinión del jefe de conservación de pintura italiana Andrés Úbeda, a medio camino entre otros temas "en parte como una Piedad o en el momento previo a un entierro sin serlo".

La figura de Nicodemo, que mira de frente, introduce al espectador en una composición compacta integrada por un grupo de personajes recortado sobre un fondo oscuro y construido conforme a una línea diagonal que, desde el ángulo inferior izquierdo, alcanza el lado opuesto de la tela.

En el óleo sobre lienzo de 306 x 214 cm., Nicodemo ayuda a San Juan a colocar en la losa a Cristo, cuya mano apenas roza la losa donde debía ser lavado, ungido y perfumado. "Caravaggio nunca hace nada de forma casual y con este gesto está aludiendo a Cristo como piedra angular de la Iglesia".

En la parte alta de la pintura, la Virgen, María Magdalena y María de Cleofás "presentan un catálogo completo de actitudes ante la muerte y el dolor", añadió Úbeda. La serena actitud y solemne mirada de la Virgen junto a María Magdalena, que enjuga sus lágrimas, se sitúan frente a la actitud más expresiva de María de Cleofás, que levanta sus brazos al cielo.

Pintor complejo y controvertido, exigente con las personas que miran sus pinturas, en el momento en que realizó esta obra Caravaggio se encontraba en la fase más productiva de su carrera. Varios de sus cuadros fueron rechazados por sus clientes que consideraban escandalosa la manera como trataba los temas religiosos. "Sorprendentemente no hubo criticas a El Descendimiento. Sus contemporáneos vieron en ella una de las obras más importantes del pintor italiano, comentó Andrés Úbeda.

La noticia también informa que este cuadro forma parte del recorrido temático "La Palabra hecha imagen. Pinturas de Cristo en el Museo del Prado", que puede ser una buena catequesis para los participantes en la Jornada Mundial de la Juventud y también para cualquiera de nosotros que la visite.

No hay comentarios: